Una simple intención filmada: "Domingo".

Por: Yoel Lugones Vázquez yomaluva@yahoo.es y Gladys González

“Domingo” cortometraje de ficción del realizador Enrique Álvarez es una de las propuestas cubanas que concursa en esta 29 edición de Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La historia que puede calificarse como de amor es, como confesó su propio director, el resultado de la intención de un grupo de amigos de trabajar juntos.

¿Cómo surge la idea de este cortometraje?
Es una idea que surgió de una conversación que tuve con los actores que en él toman parte Claudia Muñiz y Alexis Díaz de Villega. Ellos son muy cercanos a mí y un día hablando nos comenzamos a preguntar por qué no hacemos un corto con poquita gente y limitados recursos. Yo tenía algunas ideas archivadas, saqué una, la vi con ellos, nos gustó a los tres y la hicimos. Fue una cosa muy rápida. La filmamos en dos días con un equipo de cinco personas: el director de fotografía que hacía también la cámara, un sonidista, una productora y yo. Trabajamos en un régimen de cooperativa muy chiquito y realmente los resultados de la simple intención de hacer un trabajo juntos fueron muy buenos.
También se unieron a nosotros un par de jóvenes Asori Soto y Magdiel Aspillaga. Ellos compartieron con nosotros la producción. Me prestaron algunos equipos de sonido y cámara muy buenos que tenían y entraron con ellos al corto. Esto me permitió darle un nivel de calidad.
Esto fue muy bueno porque yo creí que había desaparecido este fenómeno: el de reunirse a hacer cosas sin esperar una contribución económica inmediata y de pronto descubrir con estos muchachos que tienen un trabajo en la sección de Largometrajes en Construcción de este Festival, me entusiasmó.

¿Cómo se conectó usted que es un realizador de experiencia con estos jóvenes?
Nuestra historia comienza porque ellos me llamaron para actuar en uno de sus trabajos. Me dijeron que no me podían pagar nada y yo dije, bueno eso no importa, yo trabajo con ustedes, y lo hice. Todos los que trabajaron ahí lo hicieron de esa manera y eso me sirvió de modelo para emprender la realización de hacer mi corto. Contar con ellos, que están dispuestos a trabajar de esa manera: poniéndolo todo en función de hacer y no estar en la casa con equipos guardados hasta no se sabe qué hora, fue muy interesante.

¿Puede considerarse “Domingo” una historia de amor?
De alguna manera sí, toca el tema del amor. Es un domingo de una pareja. El día inicia cuando ella le dice que quieres separarse de él. En resumen la historia cuanta cómo el hombre trata de salvar la relación en un día.

Actualmente muchos de los cortometrajes que se producen en Cuba son el resultado de la iniciativa independiente…
Sí, la característica de los cortometrajes que se realizan en Cuba es que se producen la mayoría como producciones independientes o vienen de las escuelas. Por ejemplo, uno de los que está en competencia viene de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños: el de Patricia Ramos. Este está coproducido por el Centro Martín Luther King, institución que anteriormente le había concedido un premio de cortometraje.
El mío que es completamente independiente. Este es un fenómeno que cada vez se hace más común también producto de las facilidades que brinda la utilización de las nuevas tecnologías. Uno puede armar producciones muy pequeñas, de bajo costo y sin dejar de darle un nivel de calidad a los trabajos.

¿Crees que los cortometrajes son una opción viable para los directores del mundo no desarrollado en el que resulta muy difícil realizar y distribuir sus obras?
Yo creo que es una posibilidad de hacer. Por ejemplo, yo no soy un realizador tan joven. Tengo largometrajes (“La ola” y “Miradas”) y, de pronto en los últimos años he hecho como dos o tres cortometrajes. Eso permite estar concibiendo cosas mientras uno no hace un largo que requiere un sistema de producción más complejo y puede conllevar hasta seis años para lograrlo.
Los mecanismos de distribución de los cortos no son iguales que los de los largos; pero igual hay festivales y televisoras que los compran. Para mí, lo más importante es eso: seguir trabajando y con presupuestos asequibles a uno.

¿Cuáles son las características de “Domingo” por las que recomiendas al público verlo?
La primera yo creo que es una historia sencilla filmada de una manera muy directa y sincera. Es totalmente cotidiana con una pareja cubana de hoy, en una casa cubana de hoy y con un conflicto de siempre: el amor o el desamor. Yo pienso que tiene una excelente fotografía a pesar de que trabajamos muy rápido. Tiene una excelente factura visual y los actores están muy bien. Creo que sí, que a la gente le puede gustar ver el corto y sobre todo la forma en que está filmado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: