Las dos fridas. Una verdadera colisión cinematográfica.

Por: Rubens Riol Hernández

Las dos versiones cinematográficas que se acercan a la biografía de la insigne pintora mexicana Frida Kahlo son -desde mi punto de vista- dos obras tan opuestas como el día y la noche, aunque me parece justo reconocer la existencia de ciertos matices, que al mismo tiempo las asemeja. Según los dictados que imponen la lógica y el sentido común, todas las obras humanas son susceptibles de encontrar diferencias entre sí, sobre todo, cuando está en juego la subjetividad particular de creadores procedentes de formación y contextos culturales también disímiles, irreconciliables a no ser por la apropiación de un mito común, que obliga a aterrizar -hacia algún momento- en parcelas de un marcado compromiso histórico por demás inalterable.

Frida, naturaleza viva (1984), dirigida por Paul Leduc cuenta a su favor con una certera reconstrucción epocal apoyada en una gran movilización de recursos y en una inteligente dirección de arte, que apuestan -a su vez- por la sobriedad y la precisión en el detalle (minuciosidad que se agradece), en tanto, permite apreciar con exactitud los avatares y sufrimientos de la vida de la artista, contados desde la evocación y el recuerdo dolorosos de la protagonista, una Ofelia Medina recia, imponente y al mismo tiempo quebrantable, tan su-frida como lo demanda el personaje histórico. Esta primera versión alcanza a ser bastante fiel a la historia real, aunque notemos la ausencia de pasajes importantes, que no ven la luz debido a las lógicas limitaciones tecnológicas de aquellos años. Ésta es -ante todo- una película seria, solemne, que indaga con tino y respeto acerca de una biografía compleja, accidentada, difícil, quedando para la historia del cine como un documento valioso e inapreciable para aquellos que deseen conocer de cerca la vida y obra de una mujer-artista mexicana, latinoamericana y universal.

En cambio, la segunda versión de Frida (2002) dirigida por Julie Taymor se orienta en otra dirección y encuentra aparentemente alternativas estéticas superiores, en primer lugar, por su lectura del mito desde la sensibilidad femenina, lo cual aporta una nueva perspectiva -libre de estereotipos machistas-; una factura impecable lograda a partir de modernos recursos tecnológicos, que permiten reconstruir instantes de espectacularidad y brillantez, al tiempo que hacen la película más atractiva (peculiaridad de las producciones hollywoodenses que apuestan siempre por la calidad visual extrema apegada a una línea fashion, que pudiera ser interpretada como frívola, simplista o edulcorante), pero que posee también sus propios valores. Este filme resulta más festinado que el anterior, condición generada por la seducción que causan sus imágenes y la escogencia de los pasajes más controvertidos (en una vertiente de pronunciada vocación chismográfica), que acusan cierta endeblez artística o excesos de in-fidelidad con relación al referente real.

En resumen, ambas cintas ofrecen como factor común la apropiación del mito, todo lo demás -por suerte- las hace diferentes entre sí. Considero que no tendría sentido la reproducción mimética de una cinta con respecto a la otra o el calco fiel de la realidad (licencias que la ficción a veces no permite). La diferencia resulta siempre mucho más provechosa; el encuentro de miradas, la colisión de conceptos e hipótesis sobre un mismo tema (ejercicio que orienta y enriquece), al ofrecer un espectro más amplio de posibilidades interpretativas a un espectador, que seguramente preferiría ver -por comodidad y huyéndole al bostezo- la versión más reciente (dada su frescura y ligereza), antes que la primera, quizás más aburrida, didáctica, densa pero en verdad más fiel, más amarga, verdadera.

 

Anuncios

Una respuesta

  1. Me gustaria poder contactar personalmente con el prof. Rubens Riol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: